Instagram rompe con Twitter

No sucede con todas las páginas, pero algunas, casi siempre medios, fotos, vídeos o las webs más populares cuentan con un privilegio en Twitter, mostrar un pequeño enlace junto al tuit que al hacer clic despliega el contenido enlazado.

 

Instagram era hasta hoy uno de los servicios cuyo contenido se mostraba dentro de los mensajes, todo un privilegio para ganar visibilidad. Lo sorprendente es que han sido ellos mismos los que han decidido desaparecer.

 

Twitter ha explicado en su blog lo sucedido: "Los usuarios están teniendo dificultades para ver sus fotos de Instagram en Twitter. Entre ellas, fotos cortada. Esto se debe a que Instagram ha cancelado la integración de su contenido de la manera correcta. El resultado es que cuando se hace clic, aparecen rotas".

 

Esta versión es mucho más correcta que la del fundador de Instagram, Kevin Systrom durante su conferencia en Le Web: "Lo acabamos de decidir porque es lo que tiene más sentido. Que las fotos se vean directamente en nuestro sitio". Y remató: "Obviamente, las cosas cambian a medida que la empresa evoluciona".

 

Dentro de esa 'evolución' hay un mensaje implícito y la sensación de que tarde o temprano esto iba a pasar. En sus inicios Twitter e Instagram fueron de la mano. Tenían mucho en común: radicadas en San Francisco, con marcado acento social, sencillas en su concepción y triunfando en los móviles. La ruptura tiene su razón de ser en que Instagram ya no es libre, en abril Facebook lo compró por 765 millones de dólares. A partir de entonces, la pequeña empresa que contaba con solo 14 trabajadores dejó de caer tan simpática.

 

En lo sucesivo, las fotos se podrán seguir publicando simultáneamente desde Instagram a FacebookFourSquareFlickr y Twitter. Solo que en este último no saldrán directamente y será necesario hacer clic para llegar a Instagram y consultar el contenido.

 

Por otro lado, Twitter se prepara para abrir oficina en París. El anuncio lo hizo Katie Stanton, vicepresidenta responsable de crecimiento internacional. Francia ha sido el país en el que más ha crecido el servicio durante el último año con un 150%. La red social de los 140 caracteres ya tiene varias oficinas más allá de San Francisco. Una en Nueva York, así como sede en Japón, Corea, Reino Unido, Irlanda, Alemania y Brasil.

 

Fuente: El Pais

 

Escribir comentario

Comentarios: 0